lunes, 22 de julio de 2013

MIENTRAS TU.

Y el otoño llegó de imprevisto,
Mientras tu falda soñaba con vestir de monja
Yo soñaba que tu religión era el sexo.

Tuve frío y calor,
 Mi cama estaba confundida entre ventilador y sabana.

De igual manera, no te apiadaste, seguías fría
Ignorando a la lluvia que nos hacía el paro
Poniendo ambiente romántico y todo.

Y viendo tele, pasaron las horas, las gotas, la noche
Y fui perdiendo la fe,
Mientras mi deseo por ti,
Fue cambiando  hacia un sartén azul

Que me haría un tanto delgado y sofisticado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada